Flaca

De pronto sentí que me cambió la mirada, que se me abrieron los ojos, que me resulta más fácil ir despierta en el auto, que me ilusiona mucho llegar, quiero ser parte de esto, hoy sí.

Porque me emociona lo que viene, me alegra el corazón volver a ver a la Flaca después de casi 6 años. Mi amistad con la flaquita, me traslada a mi pubertad-adolescencia donde todo era descubrimiento, donde el club era mi otra escuela y la cancha de regatas era mi arte. El trío de vani, la flaca y yo! Pasábamos horas y horas juntas, la nena del seminario con su contraste de culturas, y su lucha de personalidad, vani con su mundo de la murga en aquel entonces, la embajada de Klisich, y su desafío constante del handball, y la flaquita, humilde, sencilla, metedora, peleando con una economía que no siempre era fácil y siempre sonriendo.

Me vuelven precipitadamente a la mente y mis pupilas cada tarde compartida, cuando íbamos con la pansa llenísima, que casi no podíamos correr en las prácticas por culpa de las meriendas con torta de chocolate y café o por los refuerzos de raffo. Las noches de charla prolongada, los bailes!!, las fiestas o reuniones en la embajada, caminatas por la rambla de noche tomando algo. Aquella escapada a Punta del Diablo, donde se nos sumó Sofi, que lindo que pasamos!! Que importantes que fueron chiquilinas!

Los viajes con Regatas, la selección, el sudamericano de viña del mar, los partidos con la flaquita y su pañuelo colgando para secarse las manos que le chorreaban, la vuelta al prado en el auto de papá y mamá con los viejos comentando cada jugada y cómo habíamos estado. Cada bicicleteada o caminata por el prado. Las sidras del Bar de Vida de $ 20 el litro y medio en raffo cuando los viejos estaban en playa verde, para dar vueltas en la silla giratoria y marearnos o salir en la bici con la careta de monstruo que había en casa…

Las horas de música, las horas de Ismael Serrano…

Nunca me voy a olvidar del día que te fuiste, Vani estaba más triste que yo. Ese mismo día, almorzamos en casa. Creo que yo no era consciente pero ella ya había sufrido las despedidas de otros amigos. Para mí, nos íbamos a ver en poco tiempo…

Así pasaron estos años… pero hoy, en un rato, te vuelvo a ver, amiga…

 

 

Esta entrada fue publicada en 10_Italia, Francia, España. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Flaca

  1. maría lamas dijo:

    Mu lindo Carli…a mi también me hiciste llorar…

  2. vanina dijo:

    ay ay ay la verdad es que me hiciste llorar de emoción amiga…..las quiero muuucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>